BERGMAN, cine y boina

Catégories:

Par Enrique Garcia Antonio Bergman siempre con su gorro en la cabeza y de vez en cuando una boina de la época. Ahora un atardecer casado con la soledad, un ermitaño sin fronteras. Bergman de manos desgastadas, ojos envejecidos, cabello totalmente cubierto de nieve y movimientos lentos, los cuales, nos dan la pauta de una vejez bien aventurada.En pocos minutos del largometraje percibimos una voz cansada, sombra de nómada sin fronteras y movimientos corporales que hablan por si solos, que nos demuestran la simplicidad de un genio cinematográfico de la época de antaño. Ingmar Bergman (1918), hombre de medio siglo de vida y un poco mas, comparte con la documentalista que al principio de su carrera realiza teatro durante un larga temporada (1938-2002) donde da vida a 125 representaciones teatrales. Al mismo tiempo presenta una cierta cantidad de cintas en la pantalla grande. En esta época, Bergman, revive a muertos vivientes que se habían perdido en su memoria pero que poco a poco los fue alimentando de vida conforme fue creando cada largometraje. Bergman fue resaltado a nuestra realidad gracias a Marie Nyreröd, nacida en Suecia, quien realizó sus estudios en periodismo en la universidad de Estocolmo, trabajó para la televisión sueca donde produjo una serie de documentales sobre el cine, el teatro y la literatura. Bravo a la realizadora, excelente diccionario fílmico EL DOCUMENTAL, dividido en tres épocas: En la primera parte representa a Bergman y el cine. La vida del cineasta en los estudios, Filmstaden, donde presento gran parte de sus obras.En el segundo escenario nos alimenta con las experiencias de Bergman y el teatro. Para él fue muy difícil dejar esta etapa invernal. Comenta el cineasta que durante 50 años hizo representaciones en el Théâtre Royal Dramatique de Estocolmo, donde dio vida a cientos de personajes. En el tercer acto vemos a Bergman y la Isla del Fårö, donde realizó su largometraje, Persona, en esta cinta habla de la impresión que tiene sobre la muerte y los demonios. Pero créame señor lector, vale la pena descubrir este personaje viviente, es un oro, una perla, un diamante. No lo deje pasar por las nubes, tiene que deleitarse con los sueños de Bergman, el hombre de las fantasías realizables. Ahi la ven... À plus

Ajouter un commentaire